viernes, 17 de mayo de 2013

Gazpacho machacado toledano

Esta semana la he pasado en el campo, rodeada de naturaleza. Paseos por el río escuchando el canto de los pájaros, meditando y desconectada por completo de cualquier tecnología. También me ha servido para aprender a hacer gazpacho al estilo más tradicional de mi tierra, en la tipica ortera de madera y tengo que decir que me ha salido igual que lo hacía mi abuelo, buenísimo. Os dejo la receta para que lo probéis porque esta realmente rico y alguna foto de la elaboración.

Ingredientes:

4 litros de agua
1 pepino
3 tomates medianos
5 dientes de ajo
2 puñados de sal
Miga de pan duro
Aceite y vinagre al gusto

Elaboración:

Machacar los ajos con la sal, insistir mucho para que se haga una pasta y se deshaga por completo (a mi me costo media hora conseguir esa pasta).
Poco a poco se va añadiendo aceite de oliva y mezclando con la pasta.
Se pone un poco de miga de pan blanco duro rallado y se continúa mezclando con la pasta.
Añadir más aceite lentamente y seguir mezclando.
Después se añade el tomate y se machaca un poco con la pasta para que suelte su jugo.
Incorporar el pepino, la vinagre y el agua.
Mover bien y probar si esta al punto de sal y vinagre.
Por ultimo, se da un toque más de aceite de oliva para que queden las gotas en la superficie, y esta perfecto para degustar.
Buen provecho!





3 comentarios:

  1. Ese gazpacho toledano cada vez que lo como tiene un sabor a pueblo, es la bebida del verano no puede faltar nunca en la mesa. Muchas gracias por recordar esa bonita receta de los abuelos. Un saludo y sige así.

    ResponderEliminar
  2. La señora Otilia ( "tía Otilia) que era el ama y preparaba el gazpacho en la labranza para cuando volvieran los segadores al atardecer, me enseñó a hacerlo así cuando yo tenía 10 años. Preparaba el guiso principal (ajos, sal, pimentón, vinagre y aceite y lo tenía guardado en un cuerno (cuerna) de toro vacío y bien limpio, al que se le había aplicado una tapa de corcho. Parece que no, pero esto le daba un carácter más recio al preparado. Luego, en su momento, era echarlo en la barreña y añadir el agua fresquita recién sacada del pozo y añadir los "tropezones". El pan era del día anterior y se esponjaba en .el caldo. Se colocaba la barreña en el centro de la pequeña mesa, y... ¡Hala, cada uno con su cuchara hasta terminar!

    ¡Qué rico y refrescante...!



    ResponderEliminar
  3. Este es el gazpacho que yo comia en la labranza hace setenta años. Gracias por recordarme la receta. ISIDORO

    ResponderEliminar